23.11.09

Tolstoi y el progreso

Así, durante mi estancia en París, la visión de una ejecución me reveló la precariedad de mi creencia en el progreso. Cuando vi desprenderse la cabeza del cuerpo y los oí caer por separado dentro de la caja, comprendí, no con la inteligencia sino con todo mi ser, que ninguna teoría de la racionalidad de la existencia y del progreso podía justificar un acto semejante, y que aun cuando todos los hombres desde la creación del mundo, hubieran creído conforme a cualquier teoría que algo así era necesario, yo sabía que era innecesario y equivocado, y por tanto los juicios sobre lo que era bueno y necesario no debían basarse en lo que otros decían y hacían, ni tampoco en el progreso, sino en mi propio corazón.


Fragmento de libro Confesión de Tolstoi, donde emprende una búsqueda desesperada (pero cabal) del sentido de la vida. Como un pájaro caído del nido Tolstoi no sabía qué quería de la vida, pero al mismo tiempo esperaba algo de ella. (¿El qué? Leed el libro). En dicho extracto cuestiona la creencia del «progreso», superstición tan extendida que es el disfraz de la gente ante la incomprensión de la vida.

4 comentarios:

el náuGrafo dijo...

Compré el librito 'Confesión' hace unos meses en La Central de Madrid. He ahí un libro en el que no sobra [ni falta] una palabra. No recuerdo quien dijo que era su libro de cabecera, y que lo apreciaba más que 'Resurrección' (a ver si lo leo).
Dice Tolstoi en ese librito cosas interesantes sobre el acto religioso y tal. Cuando tiene fe, todo es orden, lucha con sentido, cierta armonía, trabajo, satisfacción. Cuando no la tiene, corrupción, desorientación, depresión, ganas de suicidarse.
Como si tener fe, casi en términos de mero pragmatismo, fuera, guste o no, el mejor camino. Dan ganas de re-plantearse ciertas convicciones quizá no tan (auto)convincentes.

Saludos tolstoianos

jorge dijo...

Cierto. A cada vuelta de hoja me parecía ver a Tolstoi decir: "¡Jamás podrás esconderte de la verdad!". Pensé en publicar una entrada sobre su peregrinaje en medio de la miseria y la complacencia, o como prot(agonos) que llega a la fe... pero sinceramente se me hubiera ido de las manos. Se supone que debía haber entendido algo pero no entiendo nada, o casi nada. Al menos me queda el libro, que lo he disfrutado, y al que volveré (muy) a menudo. Imagínate como lo tengo: destrozado por lápiz y bolígrafo, y lleno de signos como !!! y/o ???

el náuGrafo dijo...

Yo también, yo también!!

L.N.J. dijo...

Si dibujo barcos, no me hundo. Curioso, yo hago aviones para volar ...

Saludos, intentaremos comprender a Tolstoi.

Publicar un comentario